En el 2014 se celebró el II Foro Internacional de Ciencias de la Felicidad donde participaron conferencistas de talla MUNDIAL

II Foro Internacional de Ciencias de la Felicidad

RESEÑA DEL 2DO FORO INTERNACIONAL DE CIENCIAS DE LA FELICIDAD 2014

Más de 3,000 personas asistieron al II Foro Internacional de Ciencias de la Felicidad, evento con el que la Universidad Tecmilenio celebró el primer aniversario de la fundación del Instituto de Ciencias de la Felicidad, creado para promover el bienestar a través de la enseñanza, la investigación y las prácticas basadas en la evidencia.

El Foro contó con la presencia de tres expertos en el campo de la Psicología Positiva a nivel mundial: Mihaly Csikszentmihalyi, Sonja Lyubomirsky y Tal Ben-Shahar, quienes a través de interesantes conferencias expusieron sus posturas e investigaciones sobre el tema.

“Flow: Felicidad y Vida Plena”. Mihaly Csikszentmihalyi.

El doctor Csikszentmihalyi explicó que existen experiencias de Flow que otorgan una sensación de felicidad y bienestar, algunos ejemplos son: escalar, tocar un instrumento musical, dibujar, crear arte, investigar, trabajar, etc.

Según la teoría, deben darse nueve condiciones para que los seres humanos fluyamos plenamente en cualquier actividad que realicemos:

  1. Concentración e involucramiento total en la tarea que se está realizando.
  2. Fusión de la acción y la atención.
  3. Sentirse libre de la preocupación de fallar.
  4. Desvanecimiento de la autoconsciencia.
  5. Distorsión del tiempo (pasa sin sentir)
  6. La experiencia se convierte en una recompensa en sí misma.
  7. Hay metas claras en cada paso del proceso.
  8. Hay retroalimentación inmediata mientras se ejecuta la acción.
  9. Hay un balance entre retos y habilidades.

“La Ciencia y la Práctica de la Felicidad”. Sonja Lyubomirsky.

La doctora Sonja Lyubomirsky aseguró que la felicidad está

parcialmente predeterminada, ya que aproximadamente el 50 por ciento se debe a la biología y carga genética del individuo, un 10 por ciento a las circunstancias de vida y un 40 por ciento a las actividades intencionales. De modo que, de acuerdo con Sonja Lyubomirsky, todos los seres humanos tenemos la oportunidad de incrementar sustancialmente nuestra propia felicidad.

Algunas de las estrategias que contribuyen a aumentar la felicidad, y que la conferencista ha comprobado científicamente, incluyen: expresar gratitud, aprender a perdonar, ser amable, saborear el momento aquí y ahora, ponerse metas de vida, practicar alguna religión o espiritualidad, meditar regularmente, practicar ejercicio o alguna actividad física, nutrir el pensamiento optimista, saber enfrentar la adversidad e invertir en las relaciones interpersonales.

“Rituales que perduran”. Tal Ben-Shahar.

El doctor Shahar explicó que los seres humanos somos poco disciplinados, por lo que prácticas como las resoluciones de año nuevo no funcionan, pues están ligadas a la auto disciplina y motivación, mientras que los rituales son prácticas que automatizamos y se vuelven parte de nuestra vida diaria sin notarlo. Por esta razón, convertir esos comportamientos que deseamos en rituales facilitará su realización. El conferencista señaló que para lograr esto, es necesario definir comportamientos precisos y realizarlos un determinado número de veces, motivados por valores profundos.

En cuanto al número de repeticiones para convertir una conducta en hábito, Shahar señaló que es necesario realizarlas alrededor de 30 ocasiones, después de las cuales, la conducta se transforma en un hábito, y que no es recomendable introducir más de dos comportamientos a la vez, pues esto dificulta su cumplimiento. El número de rituales en la vida dependerá de cada quien, pero lo mejor es introducirlos poco a poco, es decir, una vez que esas dos conductas se conviertan en hábitos, será posible introducir nuevos proyectos.