Boletin portada

Saborea la Navidad

  • Boletines

Cuando llega la temporada de fin de año, no sólo se encienden las luces de los pinos navideños y otras decoraciones en las casas y oficinas, también brota el recuerdo de los sabores de esta temporada, pues parte de la tradición se mantiene con los platillos típicos, que varían según el país o la región: ponche, pavo, jamón, pierna, bacalao… Las fiestas no sólo se ven, se gustan, se saborean. Quizá tu familia ya no prepara alguna receta de un platillo o postre que te gustaba cuando eras niño, pero te aseguro que lo recuerdas y si pones un poco de atención a esa memoria podrías describir a qué sabe. Por ejemplo, mis hermanos y yo nunca hemos podido volver a probar las galletas alemanas que hacía nuestra mamá. Era una receta que una amiga suya le dio muchos años antes de que nosotros naciéramos, cuando estudiaban secundaria. Nuestra mamá las preparaba todos los años para la Navidad. Estas galletas saben a miel y a nuez, que son los ingredientes principales, pero también a naranja, jengibre y clavo. Se preparan en octubre y quedan muy duras. Por ello se guardan en una lata hermética para que se ablanden y puedan comerse en diciembre. Aunque tenemos la receta, nunca nos han quedado igual: ¡nunca hemos logrado que se ablanden!



Thumb 3

Sacar el jugo a lo positivo

En Psicología Positiva saborear se refiere a un proceso que permite atender, apreciar y aumentar las experiencias agradables de la vida (Bryant y Veroff, 2007). Es lo contrario del enfrentamiento, que permite salir adelante de la adversidad. En el caso del saboreo, la atención se pone en los momentos placenteros. A veces andamos tan enfocados en nuestros pendientes que dejamos de disfrutar la vida. Para saborear, es necesario poner atención en las experiencias agradables y apreciarlas, ya sean presentes o pasadas. No se trata de ponerse nostálgicos y añorar lo que ya no puede recuperarse, sino de volver a degustar la experiencia y revivir las emociones positivas que esta nos evoca. Fred Bryant y Joseph Veroff, los investigadores que hacen esta propuesta de saborear la vida, señalan que eligieron el nombre de saborear porque la palabra latina sapere se relaciona tanto con gustar o probar con el sentido del gusto, como con saber o ser más sabio. Como intervención positiva, el saboreo no se refiere sólo al sentido del gusto, sino a atender y apreciar con los cinco sentidos las experiencias placenteras, de tal forma que podamos atesorar el momento.



Saborea el pasado

Trae a tu memoria una experiencia agradable del pasado. No tiene que ser la mejor experiencia de tu vida, simplemente algo que fue placentero, que te gustaría volver a vivir. Con ayuda de tu atención, trata de recordar todos los detalles: con quién estabas, qué fue lo que ocurrió, qué hizo agradable ese momento. Ahora bien, ¿qué sabor tiene ese momento?, ¿qué aprecias o valoras de esta experiencia?, ¿qué emociones positivas (alegría, interés, diversión, asombro, inspiración, esperanza, amor) puedes identificar?, ¿qué buen sabor te deja este recuerdo?, ¿cómo puedes usar esta emoción positiva para aumentar tu bienestar y el de los que te rodean en la actualidad?



Thumb 2

Saborea el presente

Para sacar jugo al momento presente la herramienta más importante que necesitas usar es la atención. Con ella puedes centrarte en lo que está ocurriendo y apreciar todos los detalles. La atención plena o mindfulness se trata de aceptar el momento presente como este ocurra, aunque no sea agradable. Sin embargo, el saboreo es diferente porque se centra en los momentos deleitosos o placenteros que están ocurriendo en el presente, para explorarlos y paladearlos, de tal manera que podamos sacarles todo el jugo posible; es decir, que podamos disfrutarlos con plenitud y así enriquecer nuestra vida con su recuerdo. Puedes saborear un chocolate, un platillo navideño, un vino…, pero también un paisaje, una conversación, un momento frente a la chimenea, un concierto.

Deseo que está temporada puedas saborear y sacarle jugo a cada uno de los días, para que tu vida tenga un mayor disfrute y bienestar.


Claudia Morales Cueto


Referencias:

Bryant, F.B.; Veroff, J. (2007). Savoring. A New Model of Positive Experience. USA: Lawrence Erlbaum Associates Inc.