Cabeza1

México, orgullo e inspiración

  • Boletines

Esta semana recordamos la Revolución mexicana, un movimiento que modificó el orden social tras un largo proceso de lucha, generó nuevas oportunidades para los obreros y campesinos, impulsó la democracia y dio origen al México moderno. Por ende, esta conmemoración es una buena oportunidad para reflexionar sobre lo que nos enorgullece y nos inspira de México.



La emoción positiva de orgullo

Thumb cabeza2

El orgullo es una palabra que no tiene muy buena reputación, ya que fácilmente, cuando no está apoyada en la realidad, puede convertirse en engreimiento. Barbara Fredrickson (2009) explica que es una emoción “auto-consciente”, es decir, surge cuando evaluamos nuestras acciones: cuando hemos hecho algo malo, surge la culpa o la vergüenza; el orgullo, en cambio, está en el polo opuesto, surge cuando evaluamos nuestras acciones y nos damos cuenta de que hemos hecho algo valioso o bueno, cuando hemos usado nuestras capacidades, talentos y fortalezas para alcanzar una meta que es valorada socialmente. Puede surgir cuando has tenido un triunfo deportivo, alcanzado una meta en el trabajo o terminado una maestría, o por cualquier otro logro que requiera tu esfuerzo y que los demás consideren importante.


Imagina la última vez que obtuviste un logro. Revive y saborea el momento con detalle. Es muy probable que, al traer este momento a tu memoria, comiences a sentir orgullo y experimentes sus efectos: pecho extendido, cabeza un poco echada hacia atrás, una ligera sonrisa, brazos levantados. Cuando nos sentimos orgullosos por haber logrado algo importante, también nos sentimos fuertes, eficaces, entusiastas y capaces de seguir trabajando por nuevas metas.


Fredrickson señala que se ha visto en estudios de laboratorio que las personas que experimentan orgullo son más perseverantes para llevar a buen fin las tareas difíciles.


¿Cuándo fue la última vez que te sentiste orgulloso?


El orgullo como emoción colectiva



¿Qué pasa cuando gana tu equipo favorito o alguna selección mexicana? Es muy probable que te sientas orgulloso también. Aunque el logro no fue personal, es el de una organización con la que te identificas.


Gavin Brent Sullivan ha estudiado cómo se comporta el orgullo como emoción colectiva en los grandes eventos deportivos, o cuando un grupo o un país obtienen atención internacional. También lo ha estudiado en las organizaciones. Cuando en una empresa o institución se experimenta un sentido de pertenencia y se alcanza las metas que se había planteado, se experimenta el orgullo colectivo, que refuerza los lazos sociales y energiza para conseguir objetivos aún mayores. Sin embargo, este orgullo colectivo fácilmente puede convertirse en soberbia colectiva, así como el orgullo personal puede convertirse en narcisismo. Cuando esto sucede, se pierde el sentido de la realidad y, por tanto, la capacidad de adaptarse a las circunstancias para seguir logrando las metas deseadas.


¿Qué te da orgullo de México?

Thumb cabeza3

Como señalé previamente, por lo general nos sentimos orgullosos cuando un deportista mexicano o un equipo de nuestro país ganan en una competencia internacional. Pero ¿qué más te da orgullo de México? ¿Qué presumes de nuestro país? Lo primero que me viene a la mente es el gran corazón de nuestra gente. Me inspira y enorgullece recordar la impresionante solidaridad que se dio después de los sismos del pasado mes de septiembre y ver cómo ahora, dos meses después, numerosas organizaciones ciudadanas siguen llevando ayuda a poblaciones en Morelos, Puebla y Oaxaca, dado que se acerca el invierno. Me asombra y me anima a hacer mi parte darme cuenta de cómo estos grupos de personas como tú y como yo se organizan y trabajan con generosidad, sin paga alguna, más bien poniendo recursos personales, para ayudar a los demás. Me contaba una amiga que vive en la ciudad de Puebla, originaria de Izúcar de Matamoros, que la casa de sus padres se cayó en el sismo del 19 de septiembre. Ella viajó a Izúcar para ayudarles y cuando llegó ellos, a pesar de ser ancianos, estaban muy activos, ayudando a otros vecinos y le dijeron: “Nosotros estamos vivos, estamos bien, tenemos que ayudar a los que perdieron más que nosotros”. Este es el México que me da orgullo e inspiración.



Referencias:

Fredrickson, B. (2009). Positivity. USA: Three Rivers Press

Sullivan, G.B. (2014). Collective Pride, Happiness and Celebratory Emotions, en von

Scheve, Ch. Y Salmela, M. Collective Emotions. Oxford Scholarship Online.


Claudia Morales Cueto
Universidad Tecmilenio