Cabeza

¿Agotamiento en el trabajo?

  • Boletines
Thumb subcabeza1


Dicen por ahí que el trabajo se paga porque de otra manera nadie querría hacerlo. Y muchos de nosotros hemos visto a personas que, a pesar de recibir un sueldo, no realizan la labor para la que han sido contratadas. Quizá quede más claro con un ejemplo: hace dos años mi hermana fue diagnosticada con cáncer. En la clínica en la que debía tramitar sus incapacidades la doctora nunca estaba o llegaba tarde y cuando la recibía le hacía comentarios como que no estaba tan grave y que debería de ponerse a trabajar. El tratamiento de mi hermana siguió adelante, pero debido a una cirugía tuvo que venir a recuperarse a mi casa y, por ello, tuvo que visitarla a domicilio una doctora de la clínica de esta zona. El trato fue completamente diferente: lo primero era la salud de mi hermana: fue amable y emitió con diligencia el informe para tramitar la incapacidad. ¿Por qué esta diferencia? Ambas profesionales de la salud recibían un sueldo y las prestaciones de la institución para la que trabajaban, pero ¿de qué dependía que una hiciera su trabajo con eficiencia y amabilidad, mientras que otra evitara cumplir con él?


Burnout o estar quemado por el trabajo

Thumb subcabeza2


De acuerdo con Marisa Salanova y Susana Llorens (2008), cuando las personas tienen estrés crónico debido a que el trabajo les exige demasiadas horas sin descanso y no se sienten suficientemente retribuidos o valorados, se puede presentar agotamiento, despersonalización y cinismo, así como un sentido de ineficacia profesional. Este fenómeno se estudió primero en profesionales de la salud (médicos, enfermeras, terapeutas), pues su trabajo tiene exigencias emocionales muy fuertes al estar ligado al bienestar y cuidado de personas. Sin embargo, el burnout puede presentarse en cualquier profesión e incluso entre estudiantes que tienen un programa de estudios muy exigente y demandante. Una persona que “se quema” en el trabajo tiene un nivel de agotamiento alto, pierde el entusiasmo, se vuelve cínico porque percibe que sus esfuerzos no sirven para nada o no tienen sentido; y para protegerse se distancia emocionalmente del trabajo, pero justamente esa distancia es la que impide que pueda salir del burnout.



El engagement es lo opuesto al burnout

Thumb subcabeza3


Aunque es generalizada la creencia de que a la mayoría de las personas no les gusta trabajar, desde hace casi tres décadas las investigaciones de Mihalyi Csikszentmihaly (1990) mostraron que la gente reporta más satisfacción vital cuando está trabajando que cuando está viendo la televisión o sin hacer nada. La clave está en la vinculación psicológica con el trabajo o engagement, que Schaufeli y sus colaboradores (2002) definen como: “un estado mental positivo relacionado con el trabajo y caracterizado por vigor, dedicación y absorción”. Sin embargo, una investigación mundial realizada por Gallup (2013) mostraba que sólo el 12% de los empleados en México experimentan engagement en el trabajo. Es decir, más de 80% de los trabajadores están en riesgo de padecer burnout. ¿Cómo se puede movilizar a la fuerza laboral de sentirse agotada a experimentar vigor y entusiasmo por sus labores? ¿Qué se puede hacer para que deje a un lado el cinismo y la indiferencia y haga el trabajo con dedicación y orgullo? No hay recetas fáciles, pero en buena medida tiene que ver con orientar la organización hacia la positividad y el bienestar estableciendo un programa en el que los empleados conozcan sus fortalezas de carácter y exploren como aplicarlas en el trabajo; así como con un estilo gerencial centrado en la persona, no en el control, que permita conversaciones claras acerca de las metas, que dé autonomía para que el empleado pueda diseñar cómo alcanzarlas y que existan conversaciones de evaluación productivas en las que se muestre el aprecio por el esfuerzo, al mismo tiempo que se mira el futuro con esperanza para alcanzar nuevos retos.


Referencias:


CSIKSZENTMIHALYI, M. (1990). Flow, The Psychology of Optimal Experience. USA: Harper Perennial

GALLUP (2013). State of the Global Workplace Report. Recuperado el 21 de agosto de 2017 de http://www.gallup.com/services/178517/state-global-workplace.aspx

SALANOVA, M.; LLORENS, S. (2008). Estado actual y retos futuros en el estudio del Burnout en Papeles del Psicólogo vol. 29 (1), pp. 59-67

SCHAUFELI, W.B; SALANOVA, M.; GONZÁLEZ-ROMA, V.; BAKKER, A. (2002). The measurement of burnout and engagement. A confirmatory factor analytic approach. Journal of Happiness Studies, 3, pp. 71-92



Marisa Salanova estará presente en el V Foro de Ciencias de la Felicidad el próximo mes de octubre.



Claudia Morales Cueto

Universidad Tecmilenio